Cargando ...

La transformación digital es un asunto de personas

hand-1571851_960_720Estamos en la era digital y de la tecnología. El cambio es constante y puede ser vertiginoso. Aún así, percibimos que es necesario si no queremos quedarnos atrás y desaparecer. ¿Pero, como llevamos a cabo esta transformación digital? ¿Es la tecnología la que nos arrastra  o son las personas las que la impulsan?

La palabra CAMBIO puede producir pereza e incluso rechazo en muchas personas. El esfuerzo y el reto que supone, para algunos es un aliciente y el inicio de una fantástica aventura, pero para otros es una montaña que parece inescalable! ¿Pero eso quiere decir que debamos dejar estas personas atrás? ¿apartarlas? En muchos casos, por la misma estructura organizativa, estarán allí y si no conseguimos hacerlas también impulsoras del cambio la transformación digital acaba siendo una montaña para todos!

Si no queremos que sea la tecnología la que nos arrastre o incluso nos arrolle, debemos colocar a la persona en el centro del proceso! El cambio tiene muchos ángulos y perspectivas. Cuanto más involucrados estén todos los perfiles, más amplio, más transversal y más profundo puede ser. No nos podemos permitir perder el valor de algunas personas simplemente porque no hayamos sabido incluirlas en el proceso. ¿Pero como hacemos partícipe a todo el mundo?

Un primer paso es conocer de forma clara el valor de cada persona, entender aquello que aporta para descubrir que pieza son dentro de la transformación digital. Y la pieza que son vendrá determinada por su propia motivación intrínseca. De esta manera cada persona no solo encuentra su lugar si no que lo alinea con su motivación. La montaña inescalable desaparece y el cambio, con el aporte de todos, puede llegar a ser disruptivo!

Por mucha era digital, no es la tecnología sinó que son las personas las que lo hacen posible!!